La Encamisá o Carrera de San Antón. Navalvillar de Pela (Badajoz)

La Encamisá, en Navalvillar de Pela (Badajoz) es una Fiesta de Interés Turístico de Extremadura, que se celebra cada año el 16 de enero, en la víspera de su patrón San Antón Abad.

Más de 2.000 jinetes recorren a caballo las calles del pueblo, pasando junto a las hogueras, acompañados por tambores, cohetes y la alegría de vecinos y forasteros. Es una fiesta que no te la pueden contar, hay que vivirla y gritar con los peleños ¡Viva San Antón! 

"La Encamisá" o Carrera de San Antón. Navalvillar de Pela (Badajoz)

El origen de la fiesta, según cuenta la tradición, conmemora la victoria de los vecinos de Navalvillar de Pela frente al ejercito árabe que intentaba conquistar esta localidad. Los "peleños" eran menos, pero más astutos. Aprovecharon la noche para confundir al enemigo y dar la sensación de que contaban con una fuerte defensa. Encendieron hogueras por el pueblo, se vistieron con grandes camisas blancas para parecer más corpulentos, se adornaron con pañuelos y altos gorros que simulaban cascos guerreros, ataviaron los caballos con campanillas, y montaron veloces a caballo por el pueblo, con grandes estruendos. Intimidaron al enemigo que creyó que eran más numerosos y al final huyó.

Para conocer mejor la fiesta y el pueblo, lo mejor es llegar temprano y hacer el recorrido de la carrera, pasando por todos los puntos de interés de la fiesta, el Ayuntamiento, la ermita de San Antón, la iglesia de Santa Catalina de Alejandría, la sede de la Cofradía, la Casa de los "biñuelos", las hogueras...



La tradición de La Encamisá se vive en Navalvillar de Pela desde los niños a los más mayores del lugar

San Antón Abad y los mayordomos del santo. Navalvillar de Pela (Badajoz)

Programa de "La Encamisá", día 16 de enero

Por la mañana temprano recogen la leña que arderá por la noche en las hogueras que están distribuidas por todo el recorrido de la carrera. 

A mediodía ya hay mucho ambiente por la zona de la Avenida de la Constitución y Plaza del Emigrante, para comer con unas raciones o "pinchitos". Hay tanta gente que puedes tardar más de una hora en que te den un bocadillo, hay que tener paciencia.

A las 5 de la tarde se realiza la bendición de los animales, delante de la iglesia de Santa Catalina de Alejandría, donde está San Antón desde el día 6 de enero que lo bajaron en procesión desde su ermita. Acuden muchas personas con sus mascotas, perros, gatos, canarios, y por supuesto los caballos, protagonistas de la fiesta.


Bendición de los animales. Navalvillar de Pela (Badajoz)

Los jinetes y caballos se preparan para la Carrera y se engalanan con la vestimenta tradicional:

Los jinetes con gorro multicolor puntiagudo en la cabeza, camisa blanca, pañuelo multicolor, zahones de cuero y fajín rojo o negro. El gorro me parece lo más auténtico y singular de la vestimenta, creo que si lo llevaran todos los jinetes, quedaría aun más vistoso.

Jinetes vestidos de forma tradicional: gorro, camisa blanca, pañuelo, faja y zahones

Los caballos, como protagonistas de la fiesta, la mayoría van muy adornados con cabezal, pecho, campanillas, montura, encintado de la cola, y lo más vistoso es una preciosa manta de llamativos colores que llaman la "manta guapa". Está elaborada de forma artesanal en telares en el propio pueblo, y adornada con los madroños de lana de colores.

"Manta guapa",  artesanía de Navalvillar de Pela (Badajoz)

Detalle de los madroños de la "Manta Guapa"

Detalle de los madroños de la "Manta Guapa"


El pregón es a la 8 de la tarde en el balcón del Ayuntamiento. Conviene llegar por lo menos media hora antes, porque la plaza se empieza a llenar de público, de jinetes, dicen que unos 2000, todos expectantes, mirando hacia el balcón del Ayuntamiento, para escuchar el emotivo pregón.

Plaza del Ayuntamiento, los jinetes y el público esperando el pregón

A continuación del Pregón, el repique de campanas y el cohete dan comienzo a La Carrera, acompañados de los vivas:

¡Peleños, forasteros, sanantoneros! 
¡Viva San Antón Bendito!

Se encienden la hogueras y los jinetes van detrás de la Bandera blanca de la Paz y del tambor, montados en los caballos, dan tres vueltas al recorrido urbano marcado por las hogueras. Son momentos de júbilo y todos los peleños cantan de alegría, contagiando a todos los visitantes que nos unimos a la fiesta.

¡Viva San Antón! 


Caballos, jinetes y hogueras en La Encamisá o Carrera de San Antón. Navalvillar de Pela (Badajoz)






















Es una fiesta muy generosa con todos los vecinos y forasteros, en cada remolque distribuidos por todo el recorrido se reparte vino de pitarra y "biñuelos". También están abiertas muchas casas y cocheras, ofreciendo vino y chorizo a todos. Es un pueblo hospitalario y generoso. Como ellos dicen, es una fiesta del pueblo y es el pueblo quien paga.

Se reparte vino de pitarra durante toda la Carrera de San Antón


Se ofrece bebida y comida en la casas. Navalvillar de Pela (Badajoz) 


Cuando termina la carrera, según la tradición, se da un puro al jinete y un "biñuelo" al caballo.

Los "biñuelos" son un dulce típico de esta fiesta, y se hacen según la receta tradicional: "con miel, harina y aceite, una pizca de canela, un chorrito de aguardiente, los consejos de la abuela y la sartén bien caliente". 


Biñuelos de San Antón. Navalvillar de Pela (Badajoz)

Es muy vistoso el espectáculo de los jinetes y los caballos pasando cerca de las hogueras, hay mucho público en todo el recorrido. Como espectador, hay que tener precaución con los caballos, sobre todo según va pasando la noche y el vino de pitarra va haciendo efecto en los jinetes. 

Cuando termina la carrera, la fiesta se traslada al Centro Cultural, con baile y las típicas "mígas" para reponer fuerzas hasta la madrugada.

Te recomiendo que conozcas esta fiesta, puedes venir vestido con la camisa blanca y el pañuelo de colores, como manda la tradición.

Lourdes Torres, autora del artículo. La Encamisá, Navalvillar de Pela (enero/2016)

Texto y Fotografía© Lourdes Torres. Publicado: enero/2016


  i   Más Información

No hay comentarios:

Publicar un comentario