Jarramplas en Piornal (Cáceres). Fiesta de máscara con gran simbolismo en Extremadura

Jarramplas es una de las fiestas más sorprendente e impactante de Extremadura, cargada de simbolismo y misterio. El personaje principal es Jarramplas, que recorre las calles de Piornal con la cara cubierta con una terrorífica máscara y ataviado con un llamativo y colorido traje, mientras vecinos y visitantes le castigan arrojando sobre él una tremenda "lluvia de nabos". 



Piornal es una localidad enclavada el lo más alto del Valle del Jerte en la provincia de Cáceres. En estos días de enero, el frío y en algunas ocasiones la nieve, acompañan a la festividad de Jarramplas.


Fachada de una casa en  Piornal (Cáceres)

¿Qué o Quién es Jarramplas?

La misma palabra "Jarramplas" se emplea para denominar a la Fiesta de Jarramplas, al personaje Jarramplas y a la persona que representa este papel. 


JARRAMPLAS, EL PERSONAJE

El origen del personaje de Jarramplas y de la fiesta no se conoce con certeza, pero la teoría más aceptada entre los piornalegos lo considera como un ladrón de ganado, que es sometido al castigo y las burlas de los vecinos al ser atrapado. Jarramplas es la personificación del Mal y está claramente identificado por su indumentaria, diseñada para aterrorizar. 

El Traje, con pantalones y chaqueta, está elaborado con tela blanca adornada con multitud de "pingos" o tiras de colores. Debajo del traje lleva protecciones para agunatar los duros impactos de los nabos. 

Las manos van cubiertas con unos enormes guantes para protegerle mientas toca el tambor. También lleva unas cachiporras elaboradas tradicionalmente con ramas de almez o castaño.

Una máscara en forma de mitra cubre su cabeza. Está decorada con grandes cuernos y una enorme nariz. Tiene pintados unos grades dientes como las fauces de una fiera que tienen la intención de asustar. Con aberturas para los ojos, que están protegidos contra los golpes. En la parte superior, la máscara está adornada con unas crines de caballo que mueve mientras baila y desafía al público. La máscara se ata fuertemente al traje y al tambor con unas correas.



La función de Jarramplas es ser castigado y recibir los golpes con los nabos que le propinan los vecinos y visitantes. El personaje de Jarramplas lo representa cada año un hombre de Piornal. En algunas ediciones son dos los hombres que se transforman en Jarramplas, y se turnan en las salidas y los actos de la fiesta. 

Jarramplas realiza varias salidas por las calle durante los días de la fiesta "hasta que el cuerpo aguante". Un Jarramplas es mejor cuanto "más fiesta da", cuanto más aguante las brutales embestidas de los nabos.

Es muy interesante visitar el Museo de Jarramplas en Piornal, para conocer toda la historia, ritual y tradición de Jarramplas. 

JARRAMPLAS, LA PERSONA

Es un tremendo orgullo para un pionalego ser Jarramplas. Lo han vivido desde pequeños y lo llevan esperando durante muchos años. Suelen ser personas agradecidas a San Sebastión por la concesión de alguna petición concedida.

La persona que encarna a Jarramplas en 2016 es Armando Vicente (Mandi para los amigos), el valiente y único Jarramplas de ese año. Es de una familia con gran tradición Jarramplas. Armando es vestido por sus Mayordomos, que también tienen un importante papel en la fiesta. El acto de vestir a Jarramplas ya no es privado como antiguamente, y varias personas tenemos la suerte de poder asistir a este emocionante acto.

Los Mayordomos visten a Armando con las protecciones y el traje de Jarramplas

Armando  lleva  toda la indumentaria de Jarramplas, le falta la máscara. Un enorme guante le protegerá las manos

Armando Vicente está totalmente concentrado y un poco nervioso. El papel que tiene que desempeñar conlleva una gran responsabilidad: proporcionar la máxima diversión durante la fiesta.

Según comenta Armando: "Para mi, Jarramplas significa todo, es un orgullo y es lo más bonito que hay. Llevo 10 años esperando este momento y ahora que llega tengo los nervios en el cuerpo. Espero disfrutar, que disfrute la gente, que todo salga bien y que no le pase nada a nadie. ¡Vamos a por todas!"


JARRAMPLAS, LA FIESTA

Jarramplas es la fiesta más genuina de Piornal. Se vive cada año con gran intensidad e implicación de todos los piornalegos. Es una fiesta reconocida por todos como parte de su patrimonio cultural inmaterial, transmitido de generación en generación, y que fortalece el sentimiento de identidad de los habitantes de Piornal.

La Fiesta de Jarramplas se celebra en Piornal cada año el 19 y 20 de enero, coincidiendo con la festividad de San Sebastián.

Se desconoce el origen de la Fiesta y desde cuándo se celebra. Hay muchas teorías que la relacionan con ceremonias de otras culturas  o con la mitología. Esta mítica tradición se cristianiza relacionando el castigo de Jarramplas con el martirio y sufrimiento de San Sebastián, al que ataron a un poste y le lanzaron una lluvia de flechas.

San Sebatian, vestido para la fiesta. Piornal



Jarramplas está considerada Fiesta de Interés Turístico Nacional desde 2014, con mayor afluencia de visitantes en cada edición.



Desde el día 19 por la mañana las calles de Piornal están preparadas con más de 20.000 kg de nabos que el Ayuntamiento distribuye por los lugares estratégicos. Durante los días 19 y 20 de enero, Jarramplas recorre las calles del pueblo tocando el tambor mientras los vecinos le arrojan gran cantidad de nabos a su paso. El recorrido puede ser por todo el pueblo, pero principalmente alrededor de la Plaza de la Iglesia.
Los nabos están distribuidso por los sitios extratégicos. Jarramplas, Piornal (Cáceres) 2016

Programa de la Fiesta de Jarramplas

Día 19: 
A las 08,30 Petición de ofrendas al Santo. A las 11,00 Salida de Jarramplas. A las 16,00 salida de Jarramplas y vestir al Santo. A las 19,00 Regocijo

A las 12 de la noche del día 19 al 20 es la "Procesión de las Alborás", un canto que emociona a todos los asistentes y que refuerza el sentimiento de pertenencia a esta comunidad y a esta fiesta. Después se reparten migas.

El día 20 es el más importante. Jarramplas sale a la calle varias veces para recibir su castigo de nabos. También sale para acompañar a San Sebastián en los actos religiosos. Es la persona Jarramplas quien acompaña al Santo, y siempre va con la cara descubierta, sin la máscara. 

Día 20 por la mañana:
A las 08,00 Regocijo. A las 10,30 salida de Jarramplas. A las 11,00 Misa Mayor, Procesión, Rosca y salida de Jarramplas. A las 13,00 Ronda por las calles del pueblo.

Procesión de San Sebastián por las calles. Jarramplas toca el tambor y va andando hacia atrás, siempre de cara al Santo

Coro de mujeres y el Niño que repite el final de las estrofas en los cantos a San Sebastián

La salida de Jarramplas después de la Procesión es un de los momentos más duros para él. Hay mucha afluencia de público esperando impaciente la salida de Jarrampals de la Iglesia, y las embestidas con los nabos son muy fuertes.

El público espera impaciente la salida de Jarramplas en la puerta de la iglesia. Piornal (Cáceres) 2016

"Salga usted Jarramplas, no tenga miedo,
que cuando salga, todos corremos"

Jarramplas sale de la iglesia  y es atacado por los vecinos con una tremenda lluvia de nabos. Piornal (Cáceres) 2016

Lluvia de nabos para Jarramplas. Piornal (Cáceres) 2016

Algunos nabos son tan grandes que se tienen que lanzar con las dos manos. Jarramplas. Piornal (Cáceres) 2016

Jarramplas. Piornal (Cáceres) 2016

Día 20 por la tarde:
A las 16,00 salida de Jarramplas. A las 16,30 Rosario, subida del Santo al trono, y última salida de Jarramplas.

Salida de Jarramplas por la tarde desde la casa donde ha comido y descansado. Piornal (Cáceres) 2016

Besapié y subida del Santo al trono. Jarramplas. Piornal (Cáceres) 2016

El público espera por la tarde la salida de Jarramplas en la puerta de la iglesia. Piornal (Cáceres) 2016

La última salida de Jarramplas por la tarde es otro de los momentos más duros. Jarramplas recorre las calles por última vez hasta que está completamente exhausto, dolorido y debilitado por el constante impacto de los nabos. 

La fuente de la plaza es uno de los lugares emblemáticos para Jarramplas. Piornal (Cáceres) 2016

Los Mayordomos, siempre atentos para ajustar el traje y la máscara a Jarramplas. En esos momentos nadie tira nabos

Jarramplas por las calles. Piornal (Cáceres) 2016

Jarramplas por las calles. Piornal (Cáceres) 2016
Tremendas envestidas de nabos a Jarramplas. Piornal (Cáceres) 2016

Nabos y cámaras de fotos para guardar el momento. Jarramplas. Piornal (Cáceres) 2016

Jarramplas por las calles. Piornal (Cáceres) 2016

Jarramplas, agotado por tantos golpes. Piornal (Cáceres) 2016
Cuando Jarramplas ya no puede más, y está completamente agotado y con el cuerpo dolorido por los constantes y fortísimos golpes de los nabos, se dirige a casa del Mayordomo entrante. Allí hace entrega de los instrumentos del ritual: el traje, la máscara, el tamboril y las cachiporras. Todos los asistentes aplauden emocionados y reconocen la valentía y el tremendo esfuerzo que ha realizado Jarramplas.

Así quedan las plazas y fuentes de Pional tras el paso de Jarramplas

Mi visión personal de la fiesta

La fiesta de Jarramplas reúne una atractiva mezcla de aspectos religiosos, paganos, tradiciones, ritos, folklore, gastronomía, máscaras, música... 

Estoy delante de la estatua de Jarramplas en Piornal (Cáceres). Fiesta de Jarramplas 2016
He de confesar que no he sido capaz de arrojar ningún nabo a Jarramplas, pero reconozco que he disfrutado mucho. He tenido la oportunidad de conocer los tres aspectos que en mi opinión reúne Jarramplas: he disfrutado de la fiesta de Jarramplas, me he asustado con el personaje de Jarramplas, y he admirado a la persona que hace de Jarramplas. 

La Fiesta de Jarramplas me ha sorprendido por su energía y viveza. En las salidas de Jarramplas a la calle, hay momentos de riesgo porque los movimientos de Jarramplas son imprevisibles y con él se mueve en masa todo el público, como en avalanchas. Hay que tener mucho cuidado de no estar en el área de tiro de los nabos, y aún así, puede que algún nabo nos golpee de rebote, lo digo por propia experiencia. También me ha resultado complicado hacer las fotografías, porque a veces hay que elegir entre fotografiar el momento o ponerse a resguardo. 

Como observadora de la fiesta, he percibido que la máscara de Jarramplas transforma a la persona que la lleva, pero la mayor transformación la produce en el público asistente, como si ejerciera un poderoso efecto sobre ellos, despertando los instintos más primarios Cuando el personaje Jarramplas está con la máscara, los gestos del público son exageradamente agresivos, con odio, violencia, venganza... Pero cuando la persona de Jarramplas se quita la máscara y es humano, el público sólo tiene gestos hacía él de cariño, ánimo, agradecimiento, emoción y sobre todo de admiración.

En mi opinión, después de conocer la fiesta, creo que las personas que se ofrecen para ser Jarramplas deben tener una fuerte motivación personal o religiosa, por el sacrificio y el dolor al que voluntariamente se van a exponer. Creo que ser Jarramplas es un acto de gran generosidad hacia sus vecinos y hacia la continuidad de esta Fiesta de tan arraigada tradición en Piornal.

Muchas gracias a todos los Jarramplas, de hoy y de siempre.

Lourdes Torres, autora del artículo, junto a Jarramplas en FITUR2015

¡Os animo a todos a conocer esta Fiesta de Jarramplas en la localidad de Piornal, y todo el Valle del Jerte, en Extremadura!

Texto y Fotos© Lourdes Torres. Publicado: enero/2017


  i   Más Información y enlaces de interés
  • Cómo llegar a Piornal: Se suele llegar por la N-110 y luego 14 km por la CC-175.
  • Ayuntamieto de Piornal. Tlf 927476010 www.piornal.es
  • Web Piornal.net: www.piornal.net/jarramplas/jarram1.htm
  • Museo de Jarramplas. Centro de Atención al visitante "Jarramplas". Casa de la Cultura. C/ Hogar 2, Piornal. Tlf: 927 476242

No hay comentarios:

Publicar un comentario